Cuéntanos aquí alguna de tus experiencias, anecdotas, alegrías, tristezas...que como adolescente hayas experimentado, o alguna decisión que hayas tomado en tu vida que te haya traido consecuencias positivas o negativas... este espacio es para ustedes, pueden comenzar como deseen... Animo...

KAREN FLOREZ


Como Vivir la adolescencia y llegar a ser una mujer segura de sí misma



INTRODUCCION:

Todas las adolecentes pasamos por momentos difíciles y es ahí cuando sentimos la necesidad de refugiarnos en amigos, el alcohol, las drogas y lo que creemos que es la modernidad.

La tecnología con el pasar de los tiempos va avanzando y nosotros sin darnos cuenta también con ella. Porque nos penetramos tanto en estar a la moda y tener lo mejor lo último, que no nos damos cuenta el daño que nos estamos haciendo a nosotras mismas y las personas que están a nuestro alrededor.

Por esta razón quiero invitarlas a que vivan la adolescencia como debe ser para que más adelante lleguen a ser mujeres seguras de sí mismas y como lo pueden lograr.









Contenido

Parte I

LO QUE VIVIMOS EN NUESTRA ADOLESCENCIA.

1. De niñas
2. Nuestros más felices años
3. En qué momento pasamos a la adolescencia
4. Nuestro primer beso
5. Como enfrentar la modernidad

PARTE II

COMO LLEGAR A SER MUJERES SEGURAS DE SI MISMAS.

1. La confianza
2. Superar la inseguridad
3. ¡elegir ser resueltas!
4. Convertirse en una mujer valerosa
5. Siete secretos de una mujer segura de sí misma.

PARTE I

LO QUE VIVIMOS EN NUESTRA ADOLESCENCIA



Capítulo I

DE NIÑAS


Todas solíamos pasar el tiempo jugando con los demás niños y con nuestros padres. Pero a medida que fuimos creciendo todo comenzó a cambiar y ya no jugábamos, ni siquiera salíamos a la calle a buscar a los demás niños para jugar a las escondidas y otros juegos que nos alegraban. Me pregunto qué pasó con aquella inocencia que solía salir de nosotras con solo interrumpir una conversación de adultos en las que claro siempre mama nos decía ¡no se meta en las conversaciones de los adultos! Creo que con el pasar de los años fuimos creciendo y todo aquello se fue perdiendo, y aunque sé que esa es la ley de la vida (madurar) todos debemos llevar dentro un poco de esa inocencia.
Recuerdo que cuando estaba niña me encantaba jugar con los demás niños a la lleva un juego muy tradicional de los niños colombianos. Y cundo nos reuníamos todos a jugar yo era la que siempre imponía las reglas del juego y la primera en salir a correr. Pero había algo particular que siempre sucedía y era que a mí se me iba la noción del tiempo y mi abuela tenía que salir a buscarme.
Pero en este relato no quiero hablar tanto de mí sino de cómo es aquella etapa por la que todos pasamos y cuál es la forma más correcta de vivirla.

En realidad creo que no hay una forma correcta de vivirla simplemente es vivirla pero sabiendo que lo que hacemos es lo que nos gusta y que no, nos hace daño ni nos lo hará. Pero desafortunadamente hay mujeres que no han podido disfrutar la niñez porque simplemente no crecieron en un buen hogar que les pudiera brindar la seguridad que como niños necesitamos.
La seguridad es un punto muy importante para crecer seguras de sí mismas. Tal vez a muchas de ustedes les dijeron que no servían para nada, que eran unas inútiles y que lo único para lo que servirían es para estar en la casa cuidado niños como unas esclavas. Pero les tengo una buena noticia nosotras nacimos para cosas grandes y para mas que cuidar niños aunque claro son una bendición de Dios los hijos siempre y cuando nazcan en un hogar en el que los traten como cada persona merece. Mujeres que pasa con ustedes valórense a sí mismas pero sobre todo sean seguras de sí mismas para que pueden tener una vida plena y recuerden que Dios debe ser lo más importante para los seres humanos. Aunque muchos no crean en él, pero particularmente yo sí creo firmemente en él y nunca me arrepentiré de creer y tener fe en el ser que me creo. Llego la hora de renunciar a todo aquello que nos lastima y que con el pasar del tiempo solo han cicatrizado nuestro corazón. Para las mujeres que tienen hijos no traten de educarlos como las educaron a ustedes y de hacer con ellos personas tristes y desilusionadas de sí mismas porque eso solo creara inseguridad en ellos y no les permitirán ser personas resueltas en la vida.


Capítulo II
NUESTROS MÁS FELICES AÑOS

Cuando ya hemos pasado la etapa de la niñez viene algo aun más complicado de entender la adolescencia. Esa pequeña etapa de nuestras vidas sí que nos hace llorar y peor aún le hace daño a nuestro corazón aunque ustedes se preguntaran bueno y porque nos dice eso cuando el titulo dice otra cosa. Pues a pesar de ser una etapa tan dura trae nuestros más felices años, ya les contare con calma porque.
Todas soñábamos con llegar a uno de los mejores días de nuestras vidas los 15 años, pero aunque anhelábamos ponernos un vestido grande, esponjoso, mejor dicho vestirnos como todas unas princesa y ser la más linda de la fiesta por supuesto que las apoyo yo cuando cumplí los quince años también soñaba con ese momento inolvidable y cuando llego no sabía qué hacer y saben les confieso que tome una decisión no equivocada sino diferente a la que me imagino que tomaría una quinceañera. No hice la fiesta tome la decisión de que me dieran la plata y cuando cumplí los 16 años entonces le dije a mi mamá que estaba arrepentida y que yo quería que me celebraran los 16 como si fueran unos quince años.


Ella como toda mama quiso que yo tuviera mi fiesta y así fue me hicieron la fiesta. Tengo una hermana menor que yo y para esa época no muy lejana ella tenía 13 años y ella también quería su fiesta, llegado el momento en el que cumpliera los quince años no quería tomar la misma decisión que yo había tomado y cuando cumplió los anhelados quince años ella sí hizo su fiesta y bueno fue algo muy lindo porque yo fui como un espejo para ella para no cometer el mismo “error” y lo digo entre paréntesis porque para mí no es tanto un error es más bien inseguridad y eso me llevo a que tomara una decisión no equivocada sino inocente.
Pero aun así la adolescencia es una etapa muy dura para todos por que comenzamos a conocer jóvenes de nuestra edad y nuestra forma de pensar toma otro rumbo totalmente diferente y es ahí donde le danos dolores de cabeza a nuestros padres. Aunque les confieso que para mí la etapa de la adolescencia no fue tan dura ya que prácticamente me crie en un hogar cristiano y pues mi ideología es diferente a la de todas ustedes queridas lectoras. Mi consejo para que puedan llevárselas bien con sus hijos y comprenderlos claro esta hasta cierto límite. Es que primeramente los escuchen, los aconsejen, les den amor, les brinden su amistad y principalmente les infunden el amor y temor de Dios y no tanto por el hecho de que sea cristiana si no porque yo creo que todos creemos en dios así pertenezcamos a religiones diferentes, y ustedes como padres apóyenlos en sus proyectos de vida y siembren en ellos todo aquello que en un futuro quieren cosechar.



Capítulo III
En qué momento llegamos a la adolescencia

Todos los jóvenes nos damos cuenta que llegamos a la adolescencia cuando empezamos a notar que nuestro cuerpo va cambiando y nuestra personalidad en el caso de las mujeres sucede lo siguiente: empiezan a crecer nuestros senos, nos llega a lo que la llamamos periodo menstrual, cambia nuestra personalidad y nos volvemos más sensibles y maduras, claro esta no en todas tiene el mismo efecto emocional. En algunas sucede que se aíslan de la gente, en otras aparase depresión, y otras se vuelven extrovertidas. Pero también sucede algo curioso y bastante trágico, cuando las niñas empezamos a notar esos cambios algunas empiezan a verse gordas, feas muy flacas etc.…
Pero a partir de ese mismo momento empieza a engañarnos la mente y a trastornarnos.

adolescencia.jpgADOLESCENCIA

En muchos casos, varias veces hemos intentado zafarnos de las manos de nuestros padres, simplemente por algo que nos quieren obligar a hacer o algo que no se adapta a nosotros.

Luego de la niñez, nosotros sentimos que vamos cambiendo,ya sea en nuestra forma de pensar, de ser o de actúa.Para sentirnos realmente adolescentes, debemos aprender a ser nosotros mismos, a crear nuestra propia identidad y a tomar nuestras propias decisiones.
Los años de la adolescencia nos sirven de aprendizaje bajo la protección de nuestras familias que nos pueden ayudar a afrontar nuestras consecuencias.
Tal vez yo no cuente una historia mía, pero se que si puedo hablar un poco sobre cómo es la adolescencia y lo que debemos hacer para llevar una vida adecuada des de chicos.
Algunos de nuestros padres temen darnos demasiada libertad,
siguen imponiendo sus reglas sin diálogo
(mientras vivas bajo este techo...) nos hablan sin escuchar y pretenden que siempre hagamos lo que ellos digan y nada mas.
Lo ideal para nosotros, es que nuestros padres no lleguen a ninguno de estos extremos, pero para eso tenemos que esforzarnos y no cerrar las vías de comunicación con ellos y tener paciencia en el momento de explicarles lo que queremos hacer o como nos sentimos. Si nos esforzamos en este sentido, así mas puertas se nos abrirán.
ANGIE VALERIA BOCANEGRA 9-5